Emprender o no emprender

Cita obligada con vosotros, actualizar la página, los propósitos, la vida…
Es el primer post del año ¿Cómo te quedas?
En este tiempo, me he dado cuenta lo rápido que pasa la vida, los días, las semanas y los meses, pero no de una manera filosófica en plan, “Se me pasa la vida volando” no, de la manera más real posible, aquí y ahora.
Me he dado cuenta que cuando estás focalizado, con entusiasmo, la vida pasa, y sabes, de una manera maravillosa.

Ha arrancado un año nuevo que sigue estando lleno de objetivos, lleno de propósitos. En el que he llenado el calendario con metas y citas. Con compromisos, reuniones de todo tipo. Quizás de otra manera, más virtual, menos presencial, pero ahí estaré.

Este año pasado ha sido para tod@s un revolcón emocional, nos ha llevado a replantearnos muchas cosas. Nos hemos dado cuenta lo frágiles que somos y en ocasiones, hemos topado con tristezas, con disconformidades, con injusticias y sabes? tod@s hemos tenido tiempo para pensar, para meditar, para replantearnos objetivos, prioridades y sí, también ha sido tiempo para emprender.

Hace ya más de TRES años que nació este proyecto, que decidí hacer un cambio de vida, porque no estaba satisfecha con el día a día. Y si hubiera sido por dinero, creerme, me hubiéramos quedado donde estaba, en la famosa “zona de confort” o según cómo lo mires y pienses, en nuestra cárcel emocional. Porque las responsabilidades sobrepasadas y los descontentos eran la tónica, y el dinero no era el problema, pero no me llenaba el corazón.

Decidí diseñarme una vida, un proyecto que respondiera las nuevas necesidades, a mis valores y a mi propósito vital… y así nació Poesía en Piedra.

¿Emprender o no emprender? Bufff… amig@, si tuviera la receta mágica, te estaría diciendo que sacaras papel y boli para apuntar, compartir es vivir, pero es que los ingredientes los tienes tú.
Te puedo contar desde mi experiencia y solo te pediré que de lo que leas u oigas respecto a esto y respecto a casi todo en esta vida, te quedes con lo que te enamore, con lo que te haga cosquillas el alma, ese es el camino, seguro.

Emprender puede ser a veces desencantador, a veces no es cuestión de uno, dos o más intentos, a veces es cuestión de ensayo-error, pero lo que seguro sí es, persistencia. Además, todos los intentos son un aprendizaje. Por experiencia, todo lo que he estudiado en esta vida, en lo que he trabajado y lo que emprendí que no resultó, forma parte ahora mismo de una experiencia de crecimiento que da sus frutos. Tarde o temprano, esa experiencia, te da un recurso.

Vibra con lo que hagas, estate sintonizado con ello, con lo que te guste… y saldrá solo, dejará de ser trabajar y pasará a ser un deleite, un disfrutar. Eso es así.
Los ingredientes son simples:
· Una pasión
· Mucho corazón.
· Una parte importante de perseverancia.
· Paciencia y animo en cantidad.
· Y mucho de creer, creer en ti, creer en ti, porque, sabes? Está en ti… es tu naturaleza.

Emprender tu propio proyecto es magia. Es liberador, gratificante, realizador y tu tiempo trabajado dejará de ser un esfuerzo, un sacrificio (que lo es, pero ese es otro tema que ya veremos otro día) porque pasará a formar parte de tu vida, de tu día a día, estará ahí integrado, sin más.

Emprender es diseñar tu vida, es elegirte, quererte y mostrar ese poder que tod@s llevamos dentro. Nuestra responsabilidad, que la tenemos, es alinear nuestro corazón, mente y cuerpo con ello, fluir, aportar, sumar, ofrecer, y sí, hacerlo realidad.

Porque si no estás alineado, si tu mente no está saneada, escucha, hay que sanearla… Si tú cuerpo no es tu templo, y lo es, y lo que vives no sientes que te llena, si no sientes que los lunes pueden ser igual que un sábado, si no brillas… Decide dar el paso, puedes hacerlo, puedes realizar tu sueño, porque hay otra manera… y eso es, felicidad.

Siempre es tiempo para aprender y también para emprender… ¿Te suena?
Tiempo tenemos, este ultimo año ha sido toda una enseñanza para ello. Fácil no te aseguro que sea pero, también lo puede ser, tu punto de vista, tu actitud, desarrollará el camino a seguir. Déjate llevar por tu instinto. Medita, recuerda que te hacía feliz de niño, qué te resultaba fácil y sencillo, ¿Con qué disfrutabas, con qué se te pasaba el tiempo volando?
Piensa, piensa, piensa… está ahí dentro.

Personalmente sigo pensando, cada día, y descubriendo nuevos disfrutes, nuevos caminos, retos y propósitos. Es una elección de vida… es una actitud.

Poco a poco vamos avanzando, el tiempo pasa, jejeje, y como dice la sabiduría popular, “no hay mal que cien años dure, ni…” 😉
Este pandémico año, este mal sueño para algunos, poco a poco pasará y volveremos a vernos, a disfrutarnos, a contagiarnos de alegría y de “nuevos propósitos” que para mi, son disfrutar de este proyecto de vida y que cada uno de vosotros, encuentre el suyo porque, créeme, esto créeme que sí, es lo más gratificante para uno mismo.

Pronto nos veremos por las calles, el contacto con vosotros, con vuestras historias, vuestros pedidos personalizados, eso me llena el alma, me motiva ver vuestros sueños y cuando los veis plasmados en piedra, el brillo de vuestros ojos. Que ese brillo, no se apague nunca.
Por supuesto que el contacto con vosotros online, por redes sociales, Facebook e Instagram, wasap, teléfono o mail está siendo maravilloso, pero soy animal de contacto. Eso es así.

Nos vemos por ahí!

PD: Pronto os daré más noticias, soñaremos más fuerte y trabajaré para que todo siga así de bien y se haga realidad ese cara a cara en “ná”.


Prometo que pronto, nos vemos por ahí!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s